El alma en el pensamiento clásico griego y la finalidad del hombre

El hombre en la filosofía clásica griega. sbags

El alma en el pensamiento clásico griego

El alma en el pensamiento clásico griego y la finalidad del hombre resumen

Pitágoras (572-507 aC) cree en un cuerpo mortal y un alma inmortal donde reside la sabiduría y que mediante la purificación ascética e intelectual se llegará a la armonía (una vida más ordenada). Para Platón el origen del hombre es divino (mito de Demiurgo), el cuerpo es creado por dioses becarios, formado por los 4 elementos (Fuego-Aire-Tierra-Agua), y el alma inmortal, a semejanza del alma del mundo, creada por el Demiurgo.
Platón teoriza sobre la estructura del alma, señalando que tiene tres partes: racional, irascible (tendencias nobles) y concupiscente (tendencias materiales), y que pertenece al mundo inteligible. La parte racional controla las otras dos partes opuestas. Si se descontrola, el alma cae en el mundo sensible y queda prisionera del cuerpo mortal, olvidando su naturaleza, pero este estado puede ser superado por la virtud y la educación, recordando las ideas que ha conocido en una existencia anterior (teoría de la anamnesis o reminiscencia).

Cuando el cuerpo muere, se juzga si ha tenido una vida virtuosa (juicio de las almas, de la cual Sócrates (470-399 aC) dudaba, pero deseaba que fuera verdad), en caso de aprobar, el alma vuelve al mundo de las ideas, sino se reencarna de nuevo (metempsicosis).

Para Aristóteles el hombre es un ente constituido por materia y forma (hilemorfismo). La forma, sin embargo, no es algo que imita una idea, sino que se encuentra en la misma realidad y la constituye. La materia es un principio inerte, mientras que la forma es el principio activo en esta composición. materia y forma son mortales. El hombre debe aprender los conocimientos desde cero.

La finalidad del hombre

resumen El alma en el pensamiento clásico griego y la finalidad del hombre

La finalidad del hombre es vivir una vida feliz (eudaimonia) que, según Sócrates y Platón, se conseguirá a través de la razón, que lleva al conocimiento, y éste a la virtud donde reside la felicidad. Por otro lado la ignorancia lleva al vicio. Aristóteles subraya la importancia de la areté (capacidad para pensar, hablar y obrar) para ser feliz, y que a la virtud llega a través de la educación, del hábito y de la moderación (equilibrio entre extremos). La ética de Aristóteles, sin embargo, no es intelectualista como la de Sócrates y Platón, sino que es una ética abierta a los valores mundanos.

Enlace con otros textos de filosofía clásica

1.Filosofía clásica griega
2.Filosofía clásica medieval
3.Filosofía clásica renacentista

JAM

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies